Blogia
nos mudamos a-> conilsinfronteras.info

Artículo sobre EHAK en el periódico "ABC"

Artículo sobre EHAK en el periódico "ABC" Desde la fundación de Herri Batasuna, en abril de 1978, hasta la reciente irrupción del PCTV-EHAK, la izquierda abertzale ha protagonizado una trayectoria política mediatizada por las refundaciones y el acoso judicial por su relación con ETA, lo que le ha llevado a emplear casi una decena de denominaciones.
Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Askatasuna, Batasuna, Sozialista Abertzaleak, AuB, Herritarren Zerrenda, Aukera Guztiak y PCTV-EHAK son los nombres de las organizaciones que, con diferentes matices en cuanto a su estructura pero con la coincidencia de evitar el rechazo explícito a la violencia de ETA, han llevado la bandera de la izquierda abertzale en los últimos 27 años.
Herri Batasuna, coalición de diferentes partidos de izquierdas y nacionalistas, es la "marca" que ha durado más tiempo, ya que se ha mantenido durante 23 años, hasta que, el 21 de junio de 2001, anunció su desaparición para dar lugar a Batasuna, el actual partido ilegalizado que, a diferencia de HB, se extendió también, en su concepción de organización "nacional", a los territorios del País Vasco francés.
En realidad, pese a la profusión de siglas surgidas durante los últimos años, que el presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, ha calificado de "mortadelismo político", durante estas tres décadas los partidos de referencia de la izquierda abertzale han sido únicamente HB y Batasuna, mientras que el resto fueron plataformas surgidas para hacer frente a coyunturas históricas concretas.
En septiembre de 1998, tres años antes del nacimiento de la actual Batasuna, se presentó Euskal Herritarrok, una plataforma electoral con la que HB concurrió a las elecciones autonómicas de ese año y a las del 2001 y que, al calor de la tregua de ETA, logró 14 escaños en la Cámara vasca.
En aquellas elecciones, el temor de la ilegalización comenzó ya a hacer mella en los dirigentes de HB, que presentaron discretamente otra lista, además de la de EH, llamada Askatasuna y que finalmente quedó en un segundo plano, en un precedente de la estrategia adoptada tras las posterior aplicación de la Ley de Partidos.
El alto el fuego de la organización terrorista permitió atraer hacia EH a sectores desencantados con la utilización de la violencia, como Zutik o los navarros Batzarre, cuyos integrantes concurrieron bajo estas siglas a los comicios municipales y forales de 1999, pero abandonaron la formación tras el fin de la tregua.
En medio de este ambiente comenzó el debate interno que culminó con el nacimiento de la actual Batasuna, un proceso del que se descolgaron la corriente crítica Aralar, encabezada por el histórico Patxi Zabaleta, y los vascofranceses de Abertzaleen Batasuna, en los dos casos por su rechazo a la utilización de las vías violentas.
El discurrir legal de Batasuna duró poco más de un año, ya que en agosto de 2002 el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se adelantó a la Ley de Partidos y suspendió todas las actividades de la formación de Arnaldo Otegi, ilegalizada definitivamente en marzo de 2003 por el Tribunal Supremo, que consideró probada su vinculación con ETA.
En esta situación se llegó a las elecciones forales y municipales de mayo de 2003, en las que AuB tomó el testigo para presentarse a las Juntas Generales, mientras que en cada pueblo la izquierda abertzale adoptó una denominación diferente para tratar de sortear la ilegalización.
Tanto las listas de AuB como la mayoría de las plataformas locales fueron anuladas, pero en las elecciones europeas del pasado año la izquierda abertzale lo volvió a intentar con una candidatura más "limpia", la de Herritarren Zerrenda, que sin embargo también fue anulada por el Supremo.
Para las elecciones autonómicas del próximo domingo Batasuna elaboró sus propias listas consciente de que ni siquiera serían proclamadas, pero la izquierda abertzale se presentó también como Aukera Guztiak, una plataforma ciudadana que pretendía cubrir el vacío dejado por la formación ilegalizada y que ha sido anulada con el mismo criterio empleado para AuB y HZ.
En estos momentos, el estandarte de este sector político lo ha recogido el PCTV-EHAK, partido para el que Batasuna ha pedido el voto y cuyos candidatos utilizan el mismo lenguaje y coinciden en no rechazar expresamente a ETA.

(Más que una noticia, este artículo de opinión procede del diario ABC)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres