Blogia
nos mudamos a-> conilsinfronteras.info

Vito vive en vuestros corazones... y en vuestros bolsillos.

Yo, Vito Corleone, capo de la mafia siciliana, estoy intranquilo en mi tumba. Mi gente ha sido trincada por una mafia mayor, la Justicia. Algunos de mis allegados ya lo avisaron, pero nadie hizo caso. Mi alter ego, el grandioso Jesús Gil se me fue, y lcon él la prudencia y el buen arte del mal hacer, aunque en sus últimos años flojeaba. Aquello se convertió en una locura, en una infantilidad que yo y la "mia familia" nunca habíamos caído. Ya les dije que tanto tránsfuga, tanto cambio de alcaldía y tanto reparto de pastel no iba a traer nada bueno. Lo nuestro es más sencillo: si alguien molesta, le preparamos una visita guiada por el fondo del mar. Así de simple. Estos españoles nunca aprenderán. Fíjense, amigos míos,cómo en Italia aún no hemos tenido algo así, porque, simplemente, somos los que controlamos. Tenemos más arte, más sensibilidad ante estas cosas. Maestría, porque con el dinero no se juega. Admito que mis discípulos en la Costa del Sol me salieron un poco chapuzas, pero hay que reconocer que han sabido estar en su lugar. Hasta en la última instancia que les queda, ellos mantienen la compostura. En eso sí que me aprobaron con buena nota, aunque en negociación me cautivaron más las artes levantinas.

Debo admitir que lo único que no pude sobornar fue la muerte, ha sido la única que me ha vencido, por eso aún admiro más a mi familia marbellí. Ellas, especialmente, escapan de la vejez y de la muerte prematura a pasos agigantados, pasos que también sigue mi alumno aventajado Silvio (sí, Berlusconi).

Bueno, no os molesto más, aunque siempre que vean este tipo de escenarios, manténganme lejos por favor, lo mío y lo de mi familia nunca ha sido salir en TV, más que nada porque siempre ha sido nuestra, y preferimos permanecer en la sombra. Nunca nos hemos comprometido con modelos ni con "playboys" porque les expendemos cheques relativamente cortos como para considerar que es un idilio. Dejémoslo en "flirteos" porque nuestras señoras, esas mujeres con las que nos casamos y pasamos de ella sólo para aparentar ser una "persona normal" nunca se enteran, o hacen como que no se enteran. No hay nada que no haga una joya cara en el momento preciso.

Ah! Se me olvidaba, esta cabeza mía ya no está para pensar mucho. Por favor, no llamen a mis alumnos españoles "fascistas", llámelos simplemente "sinvergüenzas" o "caraduras". El buen nombre de Benito no debe quedar mancillado porque según ese alumno aventajado del que hablé antes, "Mussolini no mató a nadie", y si él lo dice, será verdad. Qué bien que en Italia podré descansar tranquilo, la mía descendencia queda asegurada y los comunistas nunca tomarán el gobierno italiano. Que aprendan esos marbellíes, les queda mucho por aprender.

Consejo: Antes que nada, compren la justicia y así evitarán problemas, ¿Capischi?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres